Nuevas formas de Familia

  • 0

  • 0

  • 0

  • 0

  • 0

Tienen solución los problemas sexuales

La sexóloga Silvia Aguirre explica cómo el entorno puede repercutir en la vida sexual de las personas.

Andrea, barrio San Vicente

¿Los problemas sexuales tienen solución? ¿O pasa todo por una cuestión psicológica?

Los problemas sexuales, en general, tienen solución. Lo cierto es que en su mayoría dependen de razones psicológicas. Entonces, el tratamiento sexológico tiene una parte que atiende a todas las razones psicológicas que puedan estar interviniendo para que los resultados, en cuánto a vida sexual, no sean los esperados.

Todas las presiones, las frustraciones, los cambios, los miedos, etcétera, pueden repercutir en la vida sexual y colaborar para que la calidad de la misma se vea afectada.

 


  • 0

Relaciones sexuales: la falta de deseo

El deseo no se mide en esperable o deseable. La sexóloga Silvia Aguirre detalla algunas causas.

Germán, barrio Las Palmas

Mi mujer no quiere tener sexo todos los días. Sé que no me engaña ni mucho menos. ¿Qué le puede estar pasando?

No todas las personas tienen el mismo nivel de deseo y eso no es, en sí mismo, una enfermedad o algo a tratar.

La misma persona puede ir modificando su nivel de deseo en base al paso del tiempo o a distintas situaciones internas o externas que la afecten.

También las dificultades en la pareja pueden modificarlo, pero lo importante es recalcar que no hay un nivel que sea esperable o deseable.

El deseo es en sí mismo inestable y las presiones actúan en su contra. A mayor presión, menos nivel de deseo en general.

Ser flexibles en cuanto a las modificaciones que el deseo puede presentar a lo largo de la vida, es un buen comienzo.

 



  • 0

Encuentros sexuales diferentes

El orgasmo no es una obligación ni la única forma placentera de la sexualidad. Lo explica la sexóloga Silvia Aguirre.

Aníbal, Santa María de Punilla

¿Hay alguna postura para que mi mujer llegue antes al orgasmo?

En general, es positivo buscar posturas que favorezcan la estimulación del clítoris. Si lo que se busca es una posición con penetración, es importante recordar, Aníbal, que la penetración no es el mejor estímulo para la mujer, ya que el órgano sexual por excelencia, luego del cerebro es el clítoris.

Hay muchas formas de tener encuentros sexuales, que no involucran necesariamente a la penetración, ya que ésta es sólo necesaria para el sexo reproductivo y no para el placentero. Es enriquecedor buscar nuevas alternativas y no encerrarse en querer repetir la única fórmula conocida, más bien, todo lo contrario.

Si hay dificultades, que son esperables, para tener un orgasmo con penetración, en vez de buscar más penetración o distinta penetración, desafiar la creatividad buscando alternativas y teniendo presente que tampoco el orgasmo es una obligación o la única forma placentera de la sexualidad.

 


  • 0

Algunas claves para aumentar el deseo sexual

La sexóloga Silvia Aguirre aporta algunos datos a tener en cuenta sobre todo en parejas con muchos años de convivencia.

Olga, barrio Jardín

¿Qué puedo hacer para aumentar el apetito sexual de mi pareja?

Olga, para poder responderte mejor a tu inquietud sería conveniente conocer si hay algún problema concreto o si tu intención es prevenir que surjan inconvenientes.

Si fuese esta última la opción, se puede recurrir básicamente a romper con la rutina, salirse de lo clásico y repetido. Pensar, por ejemplo, en alguna transgresión que consideres posible de realizar y a la que hasta ahora no hayan recurrido.

Hay que tener presente que el deseo es, muchas veces, el deseo de lo nuevo, de lo que no se tiene. Por eso, sobre todo en parejas de larga data, incluir el componente de la novedad se vuelve muy recomendable en general.

 


  • 0

Relaciones sexuales diferentes y divertidas

Las relaciones a largo plazo tienden a opacar la creatividad y la curiosidad. La sexóloga Silvia Aguirre cuenta cómo se puede revertir.

Luisina, barrio Jardín

¿Cómo puedo tener relaciones sexuales diferentes y divertidas? Algunos consejos.

Lo que tiende a perderse en general en las relaciones a largo plazo es la creatividad, la curiosidad y la posibilidad de incluir el juego dentro de la relación sexual. Y eso conlleva una suerte de aburrimiento que se va aumentando si la tendencia no se revierte.

Podrías imaginar distintas situaciones, sola o en pareja, y escribirlas. Luego, comentarlas en común. Ver qué hay de distinto en las mismas, considerar qué de eso sería factible de llevar a la práctica, por ejemplo.

Volver a mirar el cuerpo de tu pareja con detenimiento al igual que el tuyo. Hacer mapas de las zonas más sensibles.

Inventar distintos juegos de rol, introducir sorpresas. Asegurarte de que no sea todo siempre igual.

Esto requiere de una preparación. Dedicarle tiempo al cambio es indispensable. Tiempo para programar y buscar los objetos que pudieras llegar a necesitar.